Elsa Suárez, ganadora de la XIV ed., comparte su experiencia de rodaje en Haití, en un acto celebrado en la Universidad Francisco de Vitoria

21/12/2023

Comentarios: 0

La última ganadora del Festival, compartió su testimonio y animó a la participación en esta nueva edición, en la que ha sido su universidad hasta el pasado mes de junio.

 

El miércoles 13 de diciembre, en el Salón de Grados de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, Elsa Suárez, ganadora de la pasada edición, acompañada de Pedro Gómez, su profesor en Comunicación Audiovisual, director de su tesis y la persona que le dio a conocer la actividad y la animó a presentar su clipmetraje, Miriam Pardo, la responsable del festival y Sofía Robledo, del gabinete de comunicación del mismo, difundieron, con sus testimonios, esta iniciativa, que este año celebra su XV edición.

En una primera parte, su coordinadora, habló de sus orígenes: “nació con el objetivo de ser una herramienta de participación ciudadana que nos ayuda a visibilizar las desigualdades, a denunciar las injusticias y a despertar nuestro sentido crítico”, comentó Miriam Pardo, además de hacer un recorrido explicando la dinámica del festival.
 

 
A continuación, se pudieron escuchar los testimonios de ganadores de pasadas ediciones, concretamente de Maite García, que rodó en India junto al director Eduardo Chapero-Jackson su documental Ser positivo y Mauro Rendón que viajó a Camerún, junto a la directora Nocem Collado, para rodar Origen.

También, Marieke Elzerman, la realizadora que tutorizará a la persona ganadora de esta edición en su rodaje en India, grabó unas palabras en las que transmitía sus perspectivas sobre este viaje y cómo afronta este reto.

El bloque más destacado y emotivo del acto fue el testimonio de Elsa, guiado por Sofía Robledo, en el que hizo un recorrido desde el instante en el que recogió el “inesperado” primer premio, hasta el momento actual en el que está realizando el montaje de su documental, junto al realizador Fernando Martín.
 
Su clipmetraje

En relación con su conocimiento del festival y su decisión de participar, comentó cómo “recibir el primer premio me pilló por sorpresa, ya que, para mí, era un pequeño vídeo que me gustaba y que al mismo tiempo me daba vergüenza mostrar porque hay muchos primeros planos míos, y de repente, estaba siendo proyectado en una pantalla enorme el día de la gala. Y todo esto, fue algo a lo que estuve a punto de renunciar si hubiera decidido no presentarme”.
 

“La fotografía más bella”. Elsa Suárez. Mejor Clipmetraje XIV ed.

 
En mi caso, me gustaría poder desarrollar una carrera dentro del mundo del cine y traté de aprovechar esta iniciativa como una oportunidad para contar una pequeña historia”.

Pero más allá del premio, siento que grabar este pequeño clip me ayudó mucho de cara a enfrentarme a un proyecto en solitario y con un equipo reducido. Además, fue un gran ejercicio de creatividad, porque no te queda otra que convertir tus limitaciones en ventajas y pienso que ser consciente de lo que podía o no hacer me ayudó para concretar la idea que tenía en la cabeza, si no todo hubiera sido más complicado”.
 
El proceso de preparación del rodaje

Con respecto al documental y su planteamiento, “Fernando y yo estuvimos en sincronía desde el inicio y tuvo en cuenta todas mis aportaciones e ideas. Desde el principio, yo tenía claro que quería realizar un documental que girara en torno a unos pocos personajes, ya fuera uno o varios, como finalmente terminó siendo. Ambos queríamos tratar de acercarnos al país de Haití a través de la propia mirada de las personas que viven allí, entender su vida tan distinta y a la vez tan similar a la nuestra, mediante un documental más intimista”.
 
El rodaje en Haití

Elsa compartió su experiencia durante el rodaje mostrando su ilusión por esta experiencia vivida: “Para mí todo era nuevo, era la primera vez que viajaba para filmar un documental en un país como es Haití y con un horario de rodaje profesional. Por ejemplo, algo que me llamó mucho la atención respecto a eso, es que durante el rodaje estás tan concentrado en el documental, en el encuadre del plano o en lo que dice la persona en la entrevista, que no te das cuenta de lo cansado que estás hasta que parar de rodar y te viene todo de golpe”.

Destacar que, Canon, colaborador del festival desde sus comienzos, prestó uno de sus equipos profesionales de alta calidad con el que se rodó el documental, muy versátil, ligero y que se adaptó a la perfección a las difíciles condiciones climatológicas del rodaje: “La cámara era una Canon C70, que se trata de una cámara de cine, pero mucho más ligera y cuyo cuerpo de cámara está diseñado como si fuera uno de foto. Y de cara al rodaje, Fernando y yo decidimos dividir roles, Fernando se ocupó del sonido, ya que disponía de su propio equipo y de más experiencia y yo me ocupé de la cámara porque, aparte de que me gusta mucho ese departamento, tengo más experiencia que en sonido. Me resultó un equipo con el que es muy fácil trabajar y la verdad que estuve muy cómoda con su manejo y contenta con el resultado de las imágenes”.

Otro aspecto del rodaje que quiero resaltar fue la grabación de una de las secuencias en alta mar. Esta fue una oportunidad que surgió cuando entrevistábamos a un grupo de pescadores, entre los que al final nos centramos en dos amigos. Ese día fue un rodaje intenso, pero muy emocionante, fue una experiencia que creo que de ninguna otra forma hubiera podido tener”.
 

Fue una experiencia que sin duda repetiría de nuevo y me ha ayudado a saber cómo soy capaz de desenvolverme en un clima de rodaje real”, concluyó Elsa, animando también a participar al público.

El corto está en proceso de edición y montaje y se presentará en la gala de entrega de premios de la XV edición, que tendrá lugar el 15 de junio, pero las personas asistentes pudieron disfrutar de un avance que dejó muy buenas impresiones y muchas ganas de ver el resultado definitivo.

Antes de finalizar, los y las asistentes pudieron también escuchar un último mensaje, el del director de Mòn Petit, 100 Metros, Mediterráneo y el documental Hermano Caballo, Marcel Barrena, que trasladó su visión y experiencia cinematográfica para inspirar y motivar a la participación:

El arte, sea cual sea la disciplina, se nutre de la emoción humana, si uno no conoce las emociones, los conflictos, si uno no conoce el tema que va a tratar, no lo va a poder comunicar bien. Mi recomendación es que busquéis historias que tengáis cerca, historias que conozcáis de verdad y así será mucho más fácil, dentro de lo difícil que es el objetivo. Os deseo mucha suerte en vuestra misión y celebro que el festival ya lleve quince ediciones, señal de que las cosas se están haciendo bien”.

Participa en el Festival de Clipmetrajes de Manos Unidas, aprovecha la oportunidad que te ofrece esta iniciativa para reflexionar, aportar tu mirada sobre los grandes desafíos a los que nos enfrentamos y poner el foco en los más vulnerables.
 

Si quieres que tu documental sea el próximo,

presenta tu corto de un minuto antes del 3 de mayo.

TU PUNTO DE VISTA PUEDE CAMBIAR EL MUNDO

Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook