Entrevista con Patricia Ferreira, presidenta del jurado de la X Edición

1/02/2019

Comentarios: 0

En esta entrevista podrás conocer en profundidad a Patricia Ferreira, la presidenta del Jurado de la X Edición del Festival de Clipmetrajes, y descubrir su visión acerca de cómo conseguir la auténtica igualdad de género.

  •  ¿Qué te llamó la atención de la propuesta de colaboración con el Festival de Clipmetrajes de Manos Unidas?

Como profesional del cine y la televisión, siempre me parece fundamental que se proponga a la gente el poder expresarse a través de la imagen y, con ello, ayudarles a desarrollar sus capacidades. La «escritura audiovisual» es una de las grandes ausencias del sistema educativo. Queda en manos de otras instituciones e iniciativas una labor de alfabetización cinematográfica que correspondería a las autoridades educativas. En este caso me interesó especialmente lo amplio de la convocatoria, abierta a personas de todas las edades en uno u otro de los apartados y que facilita el ejercicio de esas habilidades al tratarse de piezas cortas, para cuya realización solo hace falta el ingenio, las ganas, las ideas y la ilusión.

  • Este año la temática del Festival es la Igualdad de Género, en tu opinión ¿qué objetivos marcarías como prioritarios para alcanzarla?

Hablamos de igualdad de género y queremos decir siempre lo mismo, que las mujeres tengan iguales oportunidades para tener un trabajo que las haga independientes económicamente; que los hijos sean una responsabilidad compartida entre madres, padres y sociedad; que acabe la violencia machista, el abuso y la agresión sexual contra las mujeres. Por nombrar solo los grandes temas sin resolver. Pero si hablamos de objetivos concretos estos serán diferentes según el ámbito geopolítico al que hagamos referencia. Mientras en España trabajamos por la igualdad profesional y se cuentan por decenas las mujeres asesinadas por sus parejas o ex-parejas, o tras un secuestro, abuso o violación, en países latinoamericanos o africanos estas muertes son incontables. Literalmente. Sin hablar de legislaciones que protegen a los agresores muchas veces amparadas en religiones. Por eso cada lugar necesita unos objetivos concretos y que se revisen continuamente.

Sin hacer de menos ningún objetivo, sí voy a apuntar uno para nuestro país. Algo que parecerá anecdótico a algunos, pero que depende solo de la voluntad de un legislador: que los permisos por maternidad y paternidad sean iguales en tiempo y obligatorios en la misma medida, para hombres y mujeres. La revolución que eso significaría, social y educacional, sería un cauce fundamental para conseguir todo lo demás.

  • ¿Crees que tu profesión te convierte en una pieza importante para promover el compromiso social?

No creo que ni yo ni otros directores o directoras seamos tan importantes, ni podamos conseguir grandes cambios en el compromiso social del público al que nos dirigimos. El cine y la TV tienen como objetivo principal el entretenimiento, y también el desarrollo del lenguaje y el arte de nuestro oficio. Sobre todo porque la enorme carestía de las producciones necesita de la rentabilidad para hacerlas posibles. Sin embargo, lo que sí sé es que somos responsables de los productos que ponemos a disposición del público y de que no todo vale a la hora de escribir un guion o dirigir una película. Porque quizá no esté en nuestra mano promover el compromiso, pero a lo peor, sí lo esté el influir en el espectador de forma negativa.
Y, a pesar de lo anterior, sí, en algunas ocasiones, una obra cinematográfica o televisiva cambia conciencias.

  •  El lema del Festival es “Tu punto de vista puede cambiar el mundo”, ¿crees que el punto de vista de mujeres cineastas, como tú, puede ayudar a que estos cambios que el mundo necesita, se produzcan, a luchar contra las desigualdades?

Esto es una labor ingente y cada grano de arena importa. Así que sí, podemos ayudar, poco o mucho, eso es lo menos importante, siempre será algo. El problema es que las mujeres cineastas en puestos de responsabilidad, las que tenemos poder sobre los contenidos, somos muy pocas. Cada año los informes de CIMA, la asociación de mujeres cineastas y de medios audiovisuales, vienen constatando las ínfimas cifras de directoras y guionistas en comparación a los hombres que ocupan esos oficios. Si fuéramos muchas más, sin duda la influencia que ejerceríamos sería mayor.

  • ¿Qué perspectivas tienes del viaje que realizarás, junto a la persona ganadora, a Latinoamérica?

Latinoamérica ha sido el lugar donde he desarrollado prácticamente toda mi carrera como documentalista. Con la libertad de una cámara documental he recorrido muchos países latinoamericanos narrando historias ancladas en la realidad, desde conflictos indígenas a documentales de word music. Volver a uno de estos países para desarrollar un tema que nos interese, lo enfrento con muchas ganas. Y trabajar mano a mano con alguien que empiece su recorrido como narrador/a de historias en imágenes me parece muy interesante. Se une, pues, mi carácter de cineasta documentalista desarrollado en el pasado, con mi vocación de enseñante.

  • ¿Por qué animarías a la gente a participar en una iniciativa como el Festival de Clipmetrajes?
    No solo opines: participa; no seas solo un espectador: actúa. Tienes en tu cabeza millones de ideas pugnando por salir: dales forma

Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook