Ser positivo en India

18/02/2021

Comentarios: 0

Manos Unidas sigue trabajando para lograr que el acceso a la sanidad, además de un derecho inherente a todos los seres humanos, sea una realidad. En el estado indio de Jharkhand, apoyamos un proyecto de lucha contra el sida, dedicado a la prevención y al acompañamiento al enfermo.

 
India, junto con Mozambique, Sudáfrica y Nigeria son los países del mundo con mayor número de casos.

Fuente: Global Burden of Disease (GBD) | Año: 2017

 
Reducir la mortalidad por VIH es inviable sin asegurar la continuidad del tratamiento y la atención al paciente necesarios para evitar que la enfermedad sea mortal.

Según datos de ONUSIDA, unos 2,24 millones de personas viven con el VIH en India. Según un estudio conjunto realizado por el PNUD y la Organización Nacional de Control del SIDA de India:

Cuando las personas que viven con el VIH gastan dinero adicional en atención médica esto afecta directamente a lo que el hogar puede gastar en educación y alimentos. Cuando estas personas ya no están en condiciones de trabajar, se produce una disminución del 66% en los ingresos de los hogares”.

Antecedentes: el sida en los distritos de Hazaribag y Giridih.

En el estado indio de Jharkhand, en la zona de influencia del proyecto que apoya Manos Unidas, el sida aumenta exponencialmente entre la población tribal, debido a la falta de concienciación y al desconocimiento de la enfermedad.

  • Menos del 20% de la población femenina es consciente de la problemática del sida.
  • La tasa de alfabetización de la población está por debajo del 40%.
  • El sistema sanitario público es deficiente.
  • Las 120 aldeas en las que funciona el proyecto se ven afectadas por una gran carencia de infraestructuras básicas tanto educativas, como sanitarias y de comunicaciones.

El Centro de Salud Comunitario de Snehadeep

El centro de salud comunitario de Snehadeep está situado al norte del estado de Jharkhand, en la frontera con Bihar, estado del que se separó en el año 2000.

Al principio, las hermanas de la Holy Cross al frente del proyecto, dirigidas por sister Britto trabajaron para poner al día, tanto con equipamiento como con personal cualificado, el centro de salud. Pero el contacto diario con personas afectadas por la enfermedad, les llevó a intentar atajar el problema desde la raíz.

Era necesario hacer llegar a la población información sobre el VIH y su forma de contagio, y sobre los métodos de prevención de enfermedades de transmisión sexual, en especial el sida.

En ese momento, pidieron apoyo a Manos Unidas para poner en marcha un programa de prevención del sida en 120 aldeas.


 
Los habitantes de estas aldeas son tribales dependientes de una agricultura de subsistencia. El 39,2% vive por debajo del umbral de pobreza y cuenta con muy pocas posibilidades de encontrar trabajo cuando las cosechas son malas.

Los hombres y jóvenes han de emigrar a grandes ciudades donde trabajan de peones o conductores. Allí mantienen relaciones sexuales no seguras, se infectan y, cuando regresan a sus hogares, transmiten las enfermedades a sus mujeres, que, a su vez, pueden transmitirlas a sus hijos.

Y todo ello, en gran medida, por falta de información y concienciación; el 85% de las mujeres no saben lo que es realmente el sida y lo que esta enfermedad supone. Esto favorece que el índice de infectados por el VIH aumente rápidamente entre la población rural.

Para tratar de paliar esta situación, el socio local ha organizado una serie de cursillos, charlas y seminarios para los líderes y responsables comunitarios.

Además, se han organizado actividades dirigidas a diferentes sectores de la población (campamentos, teatros de calle, actividades deportivas y escolares…). De esta forma, se ha incrementado el nivel de conocimiento y sensibilización acerca de la enfermedad, promoviendo cambios de actitud y comportamiento a nivel individual, familiar y comunitario.

El centro de Snehadeep ha incrementado de 10 a 60 el número de camas dedicadas a los enfermos de sida, que reciben tratamiento gratuitamente. Además, desde 2005, más de 1.000 pacientes han sido tratados diariamente.

La ganadora de la VI edición del Festival de Clipmetrajes, Maite García Marco, viajó a India junto al director de cine y presidente del jurado de esa edición, Eduardo Chapero-Jackson y recogió en su documental Ser positivo la realidad de millones de personas que tienen que enfrentarse al diagnóstico de esta enfermedad y sus consecuencias, pero que nunca pierden la esperanza de alcanzar una vida digna y de calidad.

 

Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook