Entrevista a Fernando Martín, Presidente del Jurado en esta XI edición

12/03/2020

Comentarios: 0

Cada clipmetraje es una oportunidad real para producir un impacto en nosotros,
para remover nuestra conciencia”.

 
Fernando Martín ha dirigido documentales para Abierto en Canal, Al filo de lo imposible, Documentos TV y La Noche Temática. Sus más de 20 años de experiencia profesional desempeñando todo tipo de funciones, le han permitido tener una visión muy global del mundo audiovisual.

Su profesión le ha llevado a viajar por todo el mundo y a retratar todo tipo de temas y personajes.

Fernando, como Presidente de esta XI edición del Festival, ¿qué es lo que más valoras de una iniciativa como esta?

Que sea un Festival audiovisual. El lenguaje de la imagen es accesible y universal. Cualquiera lo puede entender en cualquier parte del mundo; independientemente del idioma o del nivel cultural.

Que sean vídeos cortos. Un minuto es una duración eficaz para transmitir con intensidad ideas, emociones e historias. En una sociedad donde la difusión de los contenidos se hace en gran parte compartiéndolos en redes sociales es clave el empleo de vídeos virales sugerentes, con gancho.

Que los vídeos vayan dirigidos a nosotros mismos, a cambiar la manera en que percibimos nuestra rutina y gestos diarios. El audiovisual es un medio muy útil porque trabaja mucho sobre eso; sobre la observación, sobre la mirada, sobre el punto de vista, sobre la causa-efecto. Cada clipmetraje es una oportunidad real para producir un impacto en nosotros, para remover nuestra conciencia.

La temática de esta edición nos hace cuestionarnos nuestro estilo de vida y nuestro modelo de producción y consumo. Si tuvieses que presentar un clipmetraje, ¿dónde crees que pondrías el foco para lanzar un mensaje que llegue a la ciudadanía?

Los ciudadanos tendemos a la pereza y a la indiferencia; a mantener nuestros hábitos, somos animales de costumbres. Pero hay que dar un paso hacia adelante, ser proactivo, y convertirnos en activistas ambientales en nuestro propio entorno. Creo que los clipmetrajes deberían ser impulsos para dar ese paso. Los clipmetrajes tienen que ser como un espejo. Nos tenemos que reconocer y descubrir en las imágenes. Nos tienen que dar vergüenza, que incomodar, que ruborizar.

¿Qué crees que debe tener un clipmetraje para resultar ganador?

Un clipmetraje tiene que ser imaginativo, sencillo e impactante. Que contenga imágenes o una historia que nos conmueva, que nos altere, que resuene en nuestra cabeza por mucho tiempo, que perdure, que no se nos olvide fácilmente.

Creo que es fundamental que el mensaje sea claro y sugerente; muy orientado al espectador, a la persona que ve el vídeo.

Un principio que te enganche. Las primeras imágenes del clipmetraje son clave. En una vorágine de consumo masivo de vídeos en las redes, donde la mayoría de las veces solo se ven los primeros segundos del vídeo, es fundamental que las primeras imágenes del clipmetraje te atrapen.

¿Qué perspectivas tienes del viaje que realizarás a Latinoamérica junto a la persona ganadora?

He viajado mucho por Latinoamérica con la cámara y ahora hacerlo acompañando de la persona ganadora del Festival da una nueva dimensión a mi trabajo. Le da un valor extra al viaje porque es una responsabilidad y una oportunidad para los dos. La persona que resulte ganadora habrá demostrado que tiene talento, capacidad narrativa e interés por el tema por lo cual va a ser un buen compañero de viaje. Aprenderemos mucho juntos.

 
fernando-martín-presidente-del-jurado-XI-edición-del-festival-de-clipmetrajes-concurso-de-cortometrajes 

Has orientado tu carreta al cine de documental, ¿te enfrentas con ganas al reto de tutorizar a la persona ganadora en la grabación de su propio corto?

Tutorizar es siempre una labor muy gratificante, pero a la vez muy delicada. Hay que generar un diálogo continuo. Hay que escuchar. Es siempre bidireccional. Es clave sintonizar, aunque no estemos de acuerdo en muchas cosas. Que nos sintamos libres para opinar, pensar e imaginar posibilidades. En una tutoría se crea una complicidad muy especial.

Llevo muchos años tutorizando proyectos; como docente, mi formación siempre está vinculada a la práctica, al ejercicio, al descubrimiento personal. No es una mera transmisión de conocimientos. Rodar un documental es una manera de ser, de estar y de relacionarse con la gente.

El viaje va a ser un reto porque nunca he acompañado en una grabación durante tanto tiempo. Me hace mucha ilusión la propuesta. Viviremos una buena experiencia y lo daremos todo para obtener un gran trabajo.

Para terminar, ¿qué mensaje lanzarías para animar a la gente a aportar su punto de vista y participar en esta edición del Festival de Clipmetrajes?

Es una oportunidad que no se puede perder. Cualquiera puede participar. No hay excusa. Actualmente en internet se puede acceder a multitud de recursos audiovisuales, fotografías, músicas que se pueden usar libremente para realizar los vídeos.

Es un vídeo de solo un minuto. Se trata simplemente de tener una buena idea y dedicar tiempo para llevarla a cabo de una manera creativa.

Es una manera de implicarte, de involucrarte, de expresar tus preocupaciones, de ser vídeoactivista: Tu punto de vista importa. ¡Cuéntanoslo!

Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook