El problema del plástico

6/02/2020

Comentarios: 0

El problema del plástico se ha ido haciendo cada vez mayor debido a que la producción de este material sigue aumentando, en 2018 se produjeron en el mundo 359 millones de toneladas.

 
Estas cantidades, su fácil dispersión y su lento proceso de degradación convierten al plástico en el enemigo número uno de mares y océanos. Su uso es un problema asociado a los modos de consumo, ya que la mayoría se emplean para envases de un solo uso. España es el quinto mayor productor de la UE.
 
Mundo plastificado - Festival de Clipmetrajes - Festival de Cortometrajes

Particularmente perjudiciales resultan los microplásticos, fragmentos inferiores a 5 mm que pueden venir de la rotura de trozos grandes o haber sido fabricados directamente así, como es el caso de las microesferas presentes en productos de higiene y limpieza como exfoliantes, pastas de dientes o detergentes. Se calcula que cada bote de 100 ml puede contener entre 130.000 y 2,8 millones de estas diminutas bolas de plástico que llegan al mar a través del desagüe, porque su tamaño tan reducido hace que no queden atrapadas por los filtros de las depuradoras.
 

Cómo nos afecta

 
Estudios recientes han observado que los animales marinos están ingiriendo estos microplásticos, lo que está provocando bloqueos gastrointestinales y alteraciones en sus patrones de alimentación y reproducción. Pero no se queda ahí: hay evidencias de que se transfieren a lo largo de la cadena alimentaria y llegan hasta nuestros platos.

Y aún hay más, tienen enormes impactos económicos y sociales. La basura acumulada en las playas afecta directamente a un sector turístico dependiente de la buena salud del litoral y el medio marino, mientras que las necesarias labores de limpieza causan enormes desembolsos de dinero público.

El uso del plástico es insostenible y es un claro ejemplo del duro impacto de la cultura del usar y tirar. Por ello, hay que ir al origen del problema y, en primer lugar, reducir la cantidad de plástico que se pone en circulación y después apostar por la reutilización.
 

¿Qué puedes hacer tú?

 
Pide a los supermercados que eliminen los envases de plástico en sus frutas y verduras, que proporcionen alternativas sostenibles para comprar sus productos de alimentación y que fomenten la venta a granel.

¡Actúa con tu consumo! Aquí te damos algunas ideas.

El primer paso hacia el cambio: ¡Averigua tu huella de plástico!

Fuente: Greenpeace
 


 
Lemon. Un cortometraje de la Fundación Reina Sofía.

Los plásticos en la naturaleza nunca tienen un buen final”.

Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook