8-M. Mujer y salud. Combatiendo el virus de la desigualdad

8/03/2021

Comentarios: 0

En muchos lugares, las mujeres y las niñas, sufren la violencia, la discriminación y la pobreza con graves consecuencias para su salud.

 

Hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es importante reivindicar la igualdad y visibilizar cómo afectan las cuestiones de género al cumplimiento de los derechos fundamentales que nos protegen, empezando por la salud y la vida.

La salud es un derecho humano fundamental, constituye la base para el bienestar y la participación en todos los aspectos de la vida. Sin embargo, la discriminación obstruye el acceso de algunas personas a los servicios de atención médica que necesitan o bien las torna más susceptibles a contraer enfermedades, como es el caso de millones de mujeres en el mundo.

En muchos países, la privatización de la atención médica sin garantías de acceso para toda la ciudadanía ha reducido los servicios para las mujeres y les ha impuesto responsabilidades adicionales de cuidados para quienes en la familia padecen alguna enfermedad. Esto les deja menos tiempo para cuidar de sí mismas y para procurar oportunidades educativas o laborales que mejoren sus vidas.

En materia de atención médica para las mujeres, se han logrado ciertos progresos: la mortalidad materna cayó un 45 por ciento desde 1990. No obstante, en 2013, eran casi 800 las mujeres que todavía morían diariamente por causas relacionadas con la maternidad; el 99 por ciento de esas muertes ocurrieron en países en desarrollo. La mayoría de esas vidas pudieron haberse salvado con intervenciones de prevención simples y muy conocidas, incluso con algo tan básico como una pastilla de jabón.

La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, adoptada por 189 Estados Miembros de las Naciones Unidas, definió la salud como un estado pleno de bienestar, y no sólo la ausencia de enfermedades o dolencias.

Entre otras medidas, los gobiernos se comprometieron a prestar una atención asequible y de calidad y a potenciar las inversiones en servicios esenciales para las mujeres.

Incorporar la igualdad entre hombres y mujeres en las políticas y los programas de salud se vuelve más urgente que nunca, ya que las mujeres todavía deben enfrentarse a numerosas amenazas para su salud y a la falta de cumplimiento de sus derechos inherentes:

FETICIDIO

Antes y después de nacer, una bebé puede ser víctima de feticidio o infanticidio debido, simplemente, a las preferencias sociales y culturales por los varones.

NUTRICIÓN

Se estima que 805 millones de personas padecen desnutrición crónica. En todo el mundo, los déficits de nutrición causan anemia en el 41.8% de las embarazadas. La desnutrición está asociada al 45% de las muertes infantiles.

MATRIMONIO INFANTIL

A escala mundial, más de 700 millones de mujeres ya estaban casadas a los 18 años de edad. El cuerpo poco desarrollado de las niñas aumenta el riesgo de mortalidad materna y de enfermedades, a menudo con complicaciones severas.

8M - Mujer y salud. Combatiendo el virus de la desigualdad - niñas
 
VIH/SIDA

El VIH/SIDA es la principal causa de muerte mundial entre mujeres en edad reproductiva (15-45 años). Las mujeres jóvenes (15-24 años) tienen un 50% más de probabilidades de contraer el VIH que los varones.

VIOLENCIA

Una de cada 3 mujeres ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por un compañero íntimo. Además del trauma físico y emocional, las mujeres abusadas sufren mayores tasas de depresión, alcoholismo e infecciones de transmisión sexual.

MORTALIDAD MATERNA

En 2013, casi 800 mujeres murieron al día por causas maternas, el 99% en países en desarrollo. En países de ingresos bajos hay tan sólo 2 enfermeras/os y parteras/os por cada 10.000 habitantes, frente a los 90 en países de ingresos altos.

Fuente: ONU Mujeres

8M - Mujer y salud. Combatiendo el virus de la desigualdad - mujeres
 
Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19

Este año bajo el tema “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19” , ONU Mujeres quiere celebrar los enormes esfuerzos que realizan mujeres y niñas en todo el mundo para forjar un futuro más igualitario y recuperarse de la pandemia de la COVID-19.

Las mujeres se encuentran en la primera línea de la crisis de la COVID-19 como trabajadoras de la salud, cuidadoras, innovadoras y organizadoras comunitarias. También se encuentran entre las y los líderes nacionales más ejemplares y eficaces en la lucha contra la pandemia. La crisis ha puesto de relieve tanto la importancia fundamental de las contribuciones de las mujeres como las cargas desproporcionadas que soportan.

Por todo ello, el Día Internacional de la Mujer de este año es un clamor a favor de la Generación Igualdad, a fin de actuar para conseguir un futuro igualitario para todas y todos.

El Foro Generación Igualdad, la reunión más importante para la inversión y la adopción de medidas por la igualdad de género, dará comienzo en Ciudad de México entre el 29 y el 31 de marzo, y se clausurará en París en junio de 2021. Este evento virtual congregará a personas líderes, visionarias y activistas de todo el mundo a fin de impulsar un cambio transformador y duradero para las generaciones venideras.
 

Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook