Durante el confinamiento de marzo de 2020 la mayoría sufrimos un duro confinamiento domiciliario. Había que quedarse en casa… Si tenías. La gente sin hogar pasó a un segundo plano, nos olvidamos de ellos más que nunca. Normalmente viven en las mejores condiciones, pero todo se endureció con el COVID. Además la pandemia ha incrementado el número de personas que viven en la calle. Por eso hay que tenerlas presentes, atenderlas y vacunarlas. O crearemos una pandemia de desigualdades peor que la sanitaria.

Yo me quedo en casa

Durante el confinamiento de marzo de 2020 la mayoría sufrimos un duro confinamiento domiciliario. Había que quedarse en casa… Si tenías. La gente sin hogar pasó a un segundo plano, nos olvidamos de ellos más que nunca. Normalmente viven en las mejores condiciones, pero todo se endureció con el COVID. Además la pandemia ha incrementado el número de personas que viven en la calle. Por eso hay que tenerlas presentes, atenderlas y vacunarlas. O crearemos una pandemia de desigualdades peor que la sanitaria.

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook