Si tratamos la Tierra como si fuera una piñata, sin tener en cuenta la crisis climática, cada golpe que demos romperá las esperanzas de nuestro futuro.
Está en nuestras manos cambiar la huella que dejamos.

TÓPICOS

Si tratamos la Tierra como si fuera una piñata, sin tener en cuenta la crisis climática, cada golpe que demos romperá las esperanzas de nuestro futuro.
Está en nuestras manos cambiar la huella que dejamos.

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook