Este clipmetraje quiere hacer reflexionar al público sobre la deshumanización que se realiza cuando se reducen las personas en situación de pobreza a un simple número, transformando su sufrimiento en meras estadísticas. Poniendo el foco en una persona de la calle, que podría ser cualquiera de nosotros, se descubre sutilmente su situación de pobreza, mientras los datos fluyen constantemente olvidándose de que es un individuo con una vida propia y una historia única. En contraposición a las gráficas clásicas, aquí vemos un rostro, un ser humano. Al final, esta persona se revela al no soportar la reducción y el desdibujado de su situación, afirmando que efectivamente las personas pobres son más que una cifra, más que un número.

Más que un número

Este clipmetraje quiere hacer reflexionar al público sobre la deshumanización que se realiza cuando se reducen las personas en situación de pobreza a un simple número, transformando su sufrimiento en meras estadísticas. Poniendo el foco en una persona de la calle, que podría ser cualquiera de nosotros, se descubre sutilmente su situación de pobreza, mientras los datos fluyen constantemente olvidándose de que es un individuo con una vida propia y una historia única. En contraposición a las gráficas clásicas, aquí vemos un rostro, un ser humano. Al final, esta persona se revela al no soportar la reducción y el desdibujado de su situación, afirmando que efectivamente las personas pobres son más que una cifra, más que un número.

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook