La escasez del agua es una realidad, y mientras seguimos bañándonos en piscinas artificiales, rodando en rutinas contaminantes, viviendo como si no pasara nada, como siempre hacemos. En este mundo de disociación egoísta continuada, es necesario recalcar la emergencia en la que nos encontramos y animar a todas y todos a actuar.

Emergencias

La escasez del agua es una realidad, y mientras seguimos bañándonos en piscinas artificiales, rodando en rutinas contaminantes, viviendo como si no pasara nada, como siempre hacemos. En este mundo de disociación egoísta continuada, es necesario recalcar la emergencia en la que nos encontramos y animar a todas y todos a actuar.

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook