A pesar de la millonaria industria que genera la comercialización de diamantes (estimado en 80$ billones en 2005), muchas veces las comunidades de los países en vías de desarrollo que exportan, no ven ese impacto positivo en su economía. No se refleja ni en el desarrollo local ni en una mejora de las condiciones de vida de las personas. Este es el caso de Sierra Leona, donde las comunidades ricas en «minerales preciosos» como el diamante, viven en situación de gran precariedad y la población no ve el fruto del trabajo que realizan al no haber una infraestructura estable y fuerte también desde el propio gobierno

«Diamantes y Pobreza»

A pesar de la millonaria industria que genera la comercialización de diamantes (estimado en 80$ billones en 2005), muchas veces las comunidades de los países en vías de desarrollo que exportan, no ven ese impacto positivo en su economía. No se refleja ni en el desarrollo local ni en una mejora de las condiciones de vida de las personas. Este es el caso de Sierra Leona, donde las comunidades ricas en «minerales preciosos» como el diamante, viven en situación de gran precariedad y la población no ve el fruto del trabajo que realizan al no haber una infraestructura estable y fuerte también desde el propio gobierno

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook