Nunca nos hemos imaginado que nuestro grifo dejase de dar agua potable, o que no hubiese alimentos que comprar, o que nadie nunca nos hubiera enseñado a leer, o que no tuviéramos una casa a la que regresar. Tampoco pensábamos que un día no podríamos salir a la calle, puesto que nuestra salud se vería afectada. Sin embargo, y casi de un día para otro, nos encontramos que la salud ya no era algo asegurado para nosotros. Desgraciadamente, la balanza se encuentra exageradamente desequilibrada, puesto que hay personas que han vivido con estas preocupaciones des de siempre. Entonces ¿cómo pueden estar viviendo esta pandemia?

DESEQUILIBRIO

Nunca nos hemos imaginado que nuestro grifo dejase de dar agua potable, o que no hubiese alimentos que comprar, o que nadie nunca nos hubiera enseñado a leer, o que no tuviéramos una casa a la que regresar. Tampoco pensábamos que un día no podríamos salir a la calle, puesto que nuestra salud se vería afectada. Sin embargo, y casi de un día para otro, nos encontramos que la salud ya no era algo asegurado para nosotros. Desgraciadamente, la balanza se encuentra exageradamente desequilibrada, puesto que hay personas que han vivido con estas preocupaciones des de siempre. Entonces ¿cómo pueden estar viviendo esta pandemia?

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook