Coronavirus en India, la supervivencia de los más vulnerables en peligro

26/05/2021

Comentarios: 0

India es, en estos momentos, el país del mundo más afectado por la pandemia. Las informaciones que está recibiendo Manos Unidas de sus socios locales en el país asiático, son abrumadoras.

 
Cientos de miles de personas se suman a las listas diarias de afectados y el número de muertos no cesa de aumentar, hasta el punto de que en algunas ciudades las calles se han convertido en crematorios al aire libre en los que cada día se queman miles de cuerpos.

«Nuestros socios locales, que también están sufriendo en primera persona los trágicos efectos de esta nueva variante del virus, nos informan de hospitales totalmente desbordados y de enfermos que se acumulan a la entrada de los centros hospitalarios a la espera de que se ‘libere’ una cama”», relata Ramón Álvarez, coordinador de proyectos de Manos Unidas en Asia.

La segunda ola de coronavirus sigue causando estragos entre la población de India, con unas cifras oficiales que hablan de cientos de miles de contagiados y miles de personas muertas cada día. Unas cifras que, según la mayor parte de los socios locales con los está en contacto Manos Unidas, no reflejan en absoluto la verdadera situación que atraviesa el país asiático y que sería mucho más dramática.
 

La pandemia en las ciudades

La situación es de gran preocupación en las ciudades, donde millones de personas se hacinan en habitáculos, construidos en barrios insalubres (slum), en los que, si ya de por sí, en condiciones “normales”, la vida diaria está llena de complicaciones y obstáculos, en contextos como el actual la situación puede llegar a ser insostenible. En los slums es prácticamente imposible aplicar las medidas de aislamiento social y de higiene.

Además, preocupa enormemente la precariedad de los trabajadores de la economía informal, que no tienen recursos ni tan siquiera para poder comer estos días, y la situación de los trabajadores migrantes que se han quedado sin trabajo, sin lugar donde vivir y sin recursos a miles de km de sus casas.

A pesar de que el Gobierno de India está haciendo un gran esfuerzo por distribuir productos de higiene y alimentos entre los sectores más empobrecidos de la población, se ve imposibilitado de llegar a todas las personas necesitadas, por lo que ha pedido la ayuda de todos los agentes sociales.

Los socios de Manos Unidas a los que el Gobierno de India permite trabajar, han solicitado cambiar las actividades de los proyectos en curso, para destinar los fondos a la distribución de kits de primera necesidad entre los más pobres en India.


 

Hacer frente al coronavirus en la zona rural

Aunque, en un primer momento, la segunda ola de coronavirus parecía estar concentrada en las grandes ciudades, la realidad es que ya está afectando a las zonas rurales, donde habita una gran parte de la población y donde las carencias en materia sanitaria y de infraestructura son más que evidentes.

Desde los Servicios Sociales de Indore (IDSS), en el estado de Madhya Pradesh, muy afectado por la segunda ola de Covid, explican que, a pesar de las «estrictas medidas de confinamiento y de lo terrible de la situación», continúan trabajando para «socorrer tanto a las personas de las comunidades más afectadas como a las Administraciones que lo soliciten».

Si en las ciudades el coronavirus está siendo difícil de manejar, en las áreas rurales va a ser mucho peor porque los problemas pulmonares e infecciosos como la tos, los resfriados y las fiebres tifoideas están presentes en todos los hogares En las zonas rurales y tribales hay una gran falta de personal sanitario, de médicos, de tests y de instalaciones y medicamentos adecuados para tratar la enfermedad.

A esto hay que añadir que el toque de queda y los confinamientos están afectando en gran manera a los trabajadores que migran del campo a la ciudad en busca de empleo en la construcción y la industria. «Ahora se están quedando sin trabajo y sin jornal. Muchos volverán a sus aldeas sin ahorros para hacer frente a la época del monzón, lo que traerá consigo un incremento del hambre y de la pobreza», alertan desde IDSS.

Por otro lado, desde los Servicios Sociales de Sagar, también en el estado de Madhya Pradesh, muestran su preocupación por otro de los sectores de población que se van a ver más afectados por las consecuencias asociadas a esta segunda ola de Covid-19: los niños y niñas.

«En este infierno sin precedentes, la pobreza, la falta de comida y un sistema de salud colapsado podrían tener un efecto devastador en las vidas de los más pequeños de India»

«Muchos se han quedado huérfanos sin nadie que les proteja o han tenido que dejar la escuela para ayudar a sus familias y están en riesgo de explotación, de trabajo infantil o de matrimonio temprano», advierte el socio local de Manos Unidas.

 

Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook