Si nuestras huellas son el camino ¿Qué camino estamos recorriendo?

Nuestro modelo de desarrollo se extiende a nivel global y se apoya sobre un sistema de producción intensivo. Ello genera un estilo de vida y consumo que deja huellas medioambientales y humanas negativas, especialmente sobre las personas y los pueblos más empobrecidos del planeta.