Un error de cálculo.

Dos compañeros de trabajo, un chico y una chica, se encuentran en el ascensor después de un duro día de trabajo. Pese a tener el mismo contrato y hacer las mismas tareas, las diferencias de trato y salario recibidas no tardan en hacer acto de presencia.

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook