Tierra

17/02/2015

Comentarios: 0

Cada año millones de hectáreas de países en desarrollo son compradas por inversores extranjeros que las explotan con fines lucrativos.
A través de la metáfora de dos niños plantando una cebolla que es posteriormente arrancada por un hombre mayor queremos representar el problema del acaparamiento de tierras, que provoca hambre en la población local y frena su desarrollo.

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

Identifícate como usuario o conéctate con Facebook.

Connect with Facebook