NO TENÍAMOS NI PARA COMER

Después de una pérdida de trabajo y un desahucio, la situación se hace límite en una familia. Una hija cuenta lo sucedido y cómo desea esa comida que muchas veces desaprovechamos.

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Identifícate como usuario o conéctate con Facebook.

Connect with Facebook