La mesa del mundo

Uno de los primeros pasos para solucionar el problema del hambre y las desigualdades es admitir que todos somos dignos. No hay categorías ni seres humanos por encima de otros.
En un restaurante donde el mundo occidental ha quedado harto, reflexionan sobre la idea de dejar sitio a otros mundos menos privilegiados. Finalmente comprenden que todos somos “dignos de compartir la mesa” y reparten el “pastel” como símbolo de solidaridad y generosidad.

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Identifícate como usuario o conéctate con Facebook.

Connect with Facebook