Cuando somos niños siempre jugamos juntos, no hay diferencia de ninguna clase. Cuando somos adultos las cosas cambian y aparecen las diferencias. Creemos que la educación es la mejor manera de acabar con este gran problema del mundo que separa hombres y mujeres. Seamos, pues, como niños.

Eduquemos

Tema: Conduce hacia la igualdad

Categoría: Escuelas

Nivel: Primaria

Comunidad: Baleares

Cuando somos niños siempre jugamos juntos, no hay diferencia de ninguna clase. Cuando somos adultos las cosas cambian y aparecen las diferencias. Creemos que la educación es la mejor manera de acabar con este gran problema del mundo que separa hombres y mujeres. Seamos, pues, como niños.

Otros puntos de vista

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook