Sonrisas

11/01/2012

Comentarios: 0

Casas de adobe y sonrisas. Eso posiblemente es lo que más me impactó de Mozambique. Casas sin nada, donde duermen familias muy muy numerosas. Familias que duermen sobre el suelo desnudo o si hay suerte sobre una estera. Familias donde las mujeres van a buscar agua cada mañana a muchos kilómetros de distancia de sus casas. Un agua que en muchas ocasiones no cumple los requisitos mínimos de salubridad. De ahí una mortalidad infantil tan alta y de ahí una esperanza de vida tan baja.

Podría seguir contando todas las penurias que sufre una familia africana, pero no empecé este texto diciendo casas de adobe y penurias, empecé diciendo casas de adobe y sonrisas. Porque aunque podamos ver sus vidas sumidas en, lo que para nosotros sería, la absoluta pobreza predominan las sonrisas. Cuando te saludan, sonríen ampliamente, y en un saludo que puede llegar a durar unos minutos preguntan por la familia, por cómo ha ido el viaje, por tu salud, por como descansaste, siempre luciendo una enorme sonrisa, alegrándose por tus alegrías y preocupándose por tus tristezas, y siempre saludan. Cuando las mujeres van a buscar agua o de camino a vender los productos al mercado hablan y hablan, pero casi todo el tiempo también sonríen.

Aún viviendo en condiciones que para nosotros serían impensables, nos ganan en una cosa, ellos saben sonreír. La imagen de África son dos hileras de dientes blancos y unos labios que dibujan una imponente sonrisa.

Categoría: África

Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

Identifícate como usuario o conéctate con Facebook.

Connect with Facebook