La comida, moneda de cambio

31/01/2012

Comentarios: 0

“El ser humano pierde mucha de su dignidad en condiciones como las que se producen en los campos de desplazados y refugiados. Está a merced de todo el entramado de ONG y agencias humanitarias internacionales, que vienen a distribuir comida, agua, proyectos… que organizan la vida y la suerte de los refugiados sin apenas contar con ellos.

De forma muy especial, la comida se convierte en moneda de cambio y de poder, por lo que muchas jóvenes y mujeres tienen que acceder a las peticiones de los agentes humanitarios si quieren conseguir suministros con los que alimentar a sus familias.

También hubo mucha gente que se hizo rica con la miseria de  los refugiados y desplazados. Los días que se repartían las provisiones, los campos aparecían rodeados de camiones de libaneses, que son los que controlan toda actividad comercial en Sierra Leona. Ellos compraban el bulgur y la harina que las familias recibían. Eran alimentos a los que los sierraleoneses no estaban acostumbrados, y por eso cambiaban sus sacos por puñados de arroz. Los libaneses supieron guardar las mercancías y, tras la guerra, cuando llegó el hambre, vendieron en el mercado el bulgur y la harina de la Ayuda humanitaria, y la gente no tuvo más remedio que comprarlos y acostumbrarse a ellos para sobrevivir, hasta que salieron las primeras cosechas”.

LOS HOMBRES LEOPARDO SE ESTÁN EXTINGUIENDO, Chema Caballero

ONG DYES

Compra el libro aquí.

Categoría: África

Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios se moderan antes de su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

Identifícate como usuario o conéctate con Facebook.

Connect with Facebook